La vigente Ley Concursal contempla la modalidad de concurso de acreedores “express”, como una solución rápida y efectiva para las pequeñas y medianas empresas en crisis.

La crisis sanitaria actual provocada por la Covid 19 nos está arrastrando a una crisis económica sin precedentes, que está afectando de manera significativa a pequeñas y medianas empresas.

El estado de alarma decretado el pasado mes de marzo, colocó a muchas empresas españolas en una situación complicada. La obligatoriedad de cerrar ocasionó una paralización de su actividad y, en consecuencia, de sus ingresos, al tiempo que se mantenían los gastos fijos.

Ante este panorama, ¿Qué solución tienen las pequeñas y medianas empresas? ¿Deben someterse al largo proceso judicial, complejo y caro de un concurso de acreedores?

La vigente Ley Concursal y su Texto Refundido permiten al Juez que acuerde la conclusión por insuficiencia de masa en el mismo auto de apertura de concurso, por considerar que el patrimonio del concursado no será presumiblemente suficiente para la satisfacción de los previsibles créditos contra la masa del procedimiento.  Este procedimiento conocido como Concurso Express o Concurso de Acreedores Express acorta de forma significativa los plazos de conclusión al no nombrarse Administrador Concursal, y en consecuencia no llevarse a cabo los trámites y procedimientos del Concurso Abreviado.

¿Qué es un concurso de acreedores?

El Art 6 de la Ley Concursal y el Art 5 del Texto Refundido que entra en vigor el 1 de septiembre de 2020 obliga al deudor solicitar la declaración de concurso en caso de encontrase en situación de insolvencia. El Concurso de Acreedores es el procedimiento legal del Ordenamiento Jurídico vigente al que tienen que acudir los deudores, ya sean empresarios o personas naturales que se encuentren en estado de insolvencia y en consecuencia no pueden atender pagos y cumplir con las obligaciones a las que se han comprometido con  sus acreedores (bancos, proveedores, trabajadores, etc.).

El empresario que no puede pagar sus deudas se encuentra en la texitura de acudir a un procedimiento largo y costoso o arriesgarse a que se deriven responsabilidades contra su persona.

El Juez  nombra un Administrador Concursal  que se encargará de analizar si la empresa en crisis puede ser conservada, de satisfacer a los acreedores conforme  establece la Ley  y del modo más equitativo y eficiente posible y propone si el Concurso es fortuito o culpable. En consecuencia hablamos de un proceso largo y costoso que requiere del nombramiento de un Administrador Concursal, que se encargará de analizar, evaluar y comprobar que la empresa ha cumplido con todas las formalidades exigidas por ley y en caso contrario propondrá las consecuencias correspondientes.

Concurso Express: ¿qué es?

Un porcentaje elevado de empresas que acuerden al  Concurso de Acreedores  son empresas cuya masa activa es insuficiente, no solo para pagar a los acreedores, sino para atender los posibles gastos del procedimiento.  Ante esta realidad, el Legislador introduce en el año 2015 en la Ley Concursal 22/2003  el artículo 176 bis, 470 en el Texto Refundido que  de esta Ley, permiten al Juez que acuerde la conclusión por insuficiencia de masa en el mismo auto de apertura de concurso  lo que  posibilita la extinción de la sociedad por insuficiencia de bienes, de forma  inmediata, sin que se nombre Administrador Concursal y sin la  necesidad de liquidación de bienes.

De esta forma se evita un procedimiento largo y costoso al que determinadas empresas no pueden hacer frente.

Proceso del concurso de acreedores express

El despacho de abogados escogido por la empresa en la Demanda solicita al Juez la Conclusión del Concurso por insuficiencia de Masa Activa que permita el pago del procedimiento, así como a los acreedores.  El Juez, una vez examinada la solicitud, junto con la Memoria y la documentación aportada, en aplicación del artículo 176 bis, 470 del Texto Refundido está facultado para dictar la Conclusión del Concurso junto con la Apertura del mismo.  El Auto correspondiente se publica en el BOE y el Registro Concursal lo que permite a los acreedores que lo consideren, impugnar el mismo. Una vez firme el Auto de Conclusión del Concurso se procede a inscribirlo en el Registro Mercantil con el fin de cerrar la empresa en  el Registro

Requisitos del concurso express ¿quién puede acogerse?

Puede acogerse a esta modalidad de concurso cualquier pyme o empresario cuya situación de insolvencia le obligue a cerrar, y carezca de bienes para hacer frente a las deudas y al coste del procedimiento.

La experiencia y conocimientos del profesional que la empresa elija para el concurso es fundamental para que el Juez atienda la solicitud de conclusión.  El profesional tiene que explicar y documentar el estado de insolvencia de la empresa y su falta de recursos para atender el coste del procedimiento y en consecuencia la aplicación de la medida solicitada, que no es otra que la Conclusión del Concurso con el Auto de Apertura del mismo.

¿Qué pasa después de un concurso de acreedores express?

  • Al no ejecutarse la fase de calificación del concurso, el deudor no ejercerá la responsabilidad por la situación de insolvencia de la sociedad.
  • Después de que el juez dicte la conclusión del concurso, el mismo Auto, una vez firme,  da curso a la extinción de la entidad, así como al cierre de la hoja de inscripción en los registros públicos que corresponda.
  • El administrador de la empresa habrá cumplido sus obligaciones legales, por lo que no se le derivarán responsabilidades contra su persona.
  • Se anunciará la declaración y conclusión del concurso en diferentes medios:
    • Boletín Oficial del Estado
    • Registro Público Concursal
    • Tablón de anuncios del juzgado
    • También se expide mandamiento dirigido al Registro Mercantil correspondiente, para la inscripción de la conclusión del concurso.

La situación que está atravesando la economía española y el impacto negativo en el tejido empresarial, hacen que el concurso express se posicione como una solución real y efectiva para pequeñas y medianas empresas en crisis.

La legislación Mercantil es amplia y compleja por lo que elegir al profesional adecuado que nos permita cerrar la empresa de forma rápida y eficaz, que tenga amplia experiencia en la aplicación del Concurso Express es fundamental para evitar, en la medida de  lo posible, encontrarnos inmersos en un procedimiento largo y costoso como es el Concurso Abreviado. Por ello, antes de contratar un profesional conviene asegurarse de que cuenta con amplia experiencia en este tipo de procesos, con numerosos casos de éxito y con la pericia necesaria para lograr el mejor resultado.

Origen: ¿Por qué el Concurso de Acreedores “Express” está despertando tanto interés entre las empresas en crisis? – Información jurídica, noticias y artículos – Legal Today