El coste de las tarjetas revolving —ese peculiar tipo de plástico que se caracteriza por renovar automáticamente el crédito disponible y por tener cuotas de devolución reducidas y tipos de interés muy elevados— bajó el primer semestre. Ver completo en: https://ift.tt/30vPINo