La morosidad ha sido siempre un grave problema para las empresas, especialmente en el caso de las pymes. Los empresarios tienen que anticipar los costes del producto o servicio vendido sin recibir el ingreso correspondiente, lo que puede generar tensiones de tesorería y mayores costes financieros. Ver completo en: https://ift.tt/2NhElDy