Lourdes consiguió suspender su último desahucio, en parte, gracias a que descubrió que su hipoteca era titulizada. Es una práctica de los bancos considerada legal. Las entidades venden hipotecas a un tercero, un fondo de inversión, y no informa a sus clientes de este traspaso. Ver completo en: http://bit.ly/2MLU9QK