La Comunidad de Madrid figura entre las regiones más afectadas por la comercialización de hipotecas multidivisa con cerca de 9.500 casos registrados, según estimaciones de Reclamador.es, que ha puesto en marcha un servicio online para que los clientes de estos productos puedan reclamar.

La compañía cifra en 60.000 el número de perjudicados por un derivado financiero ofrecido fundamentalmente a colectivos profesionales de ingresos fijos como el de los bomberos o el personal aéreo, y que sólo en Cataluña concentra a más de 10.000 afectados.

En un comunicado, Reclamador.es recuerda que la propia doctrina del Tribunal Supremo protege al cliente de dichas hipotecas, las cuales “fueron vendidas mediante estrategias comerciales engañosas y sin la mínima información obligatoria”.

La sentencia, dictada en julio de 2015, calificaba como derivado financiero a las multidivisas, por lo que obligaba a las entidades prestamistas a cumplir los deberes de información exigidos por la Ley del Mercado de Valores.

El Alto Tribunal se posicionaba entonces del lado del cliente, quien, acordaba la sentencia, debe ser consciente de que “puede ocurrir” si pasados varios años la divisa en la que contrató su hipoteca se ha apreciado frente al euro.

Los expertos inciden en la importancia de dicho argumento, pues si bien el valor de los inmuebles en España ha sufrido una fuerte depreciación, el yen japonés y el franco suizo, divisas más empleadas en estas hipotecas -suscritas especialmente con entidades como Bankinter, Banco Popular y Catalunya Caixa-, se han apreciado.

El criterio del Supremo ha abierto la veda a que muchos de estos contratos acaben en los tribunales españoles, como muestra la reciente sentencia en la que un juzgado madrileño anuló parcialmente una hipoteca multidivisa del Popular concedida en octubre de 2008 por 240.000 euros.

En concreto, el fallo, al que ha tenido acceso Efe, mantiene el contrato de hipoteca aunque obliga a la entidad a recalcular toda la operación en euros y a abonar a los clientes el perjuicio provocado.

Por todo ello y a tenor de su experiencia, en Reclamador.es se muestran optimistas e instan a los clientes a que planten cara “cuanto antes” a esta nueva “batalla judicial contra los abusos bancarios”.