El 12 o el 13 de julio próximos será el día clave. Paolo Mengozzi, abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) revelará su opinión preliminar sobre si los bancos tienen que devolver a sus clientes lo cobrado de más por las cláusulas suelo desde la fecha de la firma de cada hipoteca –retroactividad total- o desde el 9 de mayo de 2013.

En esa fecha la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo declaró nulas estas cláusulas por abusivas.

Los clientes, concluyó el tribunal en su sentencia, no pudieron comprender lo que significaban. Por ello, condenó a BBVA, Cajasur y Nova Caixa Galicia a devolverles el dinero a partir de esa fecha precisa.

El Alto Tribunal estableció este límite temporal para proteger la solvencia del sistema financiero español, ya que, en caso contrario, el impacto habría sido enorme.

No contempló, por lo tanto, el carácter retroactivo en su sentencia. Un punto fundamental sobre el que el TJUE ha sido llamado a pronunciarse en esta ocasión.

Alrededor del 50 por ciento de las hipotecas que se suscribieron entre 2003 y 2009 tenían una cláusula suelo, según informa Arriaga Asociados, citando información del Instituto Nacional de Estadística y del Banco de España.

Según un informe del Banco de España, la cifra a devolver estaría entre los 5.000 y los 7.600 millones de euros.

Lo que diga Mengozzi tiene un gran peso, pero no es obligatorio.

La figura del abogado general del TJUE no tiene equivalente en el derecho español.

Su función consiste en estudiar cada caso y después presentar públicamente, con toda imparcialidad e independencia, su opinión jurídica sobre aquellos asuntos que requieran su intervención, de acuerdo con el Estatuto de este organismo europeo.

Este caso es, precisamente, uno de ellos. En el 90 por ciento de los casos el TJUE suele seguir las recomendaciones de los abogados generales.

La sentencia del TJUE se conocerá después del verano.

‘AVISO PARA NAVEGANTES’

Nadie sabe lo que Mengozzi va a decir, pero la Comisión Europea y el Banco Central Europeo alertaron recientemente que las entidades españolas podrían ser obligadas a devolver lo cobrado de más por las cláusulas suelo.

Y lo hicieron en su quinto informe de vigilancia, después del fin del rescate financiero al que se sometió parte de la banca española: “Las instituciones de crédito deben estar preparadas para hacer frente a este impacto”.

Ambas instituciones recomiendan a los bancos españoles que se pongan en lo peor, y les animan a que provisionen las cantidades cobradas de más a sus clientes.

Hasta 5 millones de hipotecados podrían desconocer que se han visto afectados por esta práctica bancaria.

El impacto para sus respectivas economías no es moco de pavo. Porque si el TJUE opta por la retroactividad total, las entidades financieras se verían obligadas a devolver una media de 20.000 euros a cada familia.

Para calcular la cantidad exacta que el banco le debería devolver, el despacho de Arriaga Asociados ha subido a su web una calculadora gratuita online con el fin de que todo aquel que esté interesado pueda consultar su situación.

NO ES LA PRIMERA VEZ

No es la primera vez que Europa se pronuncia sobre este asunto. El pasado 24 de octubre la Comisión Europea se pronunció a favor de la retroactividad total: “No es posible que los tribunales nacionales puedan moderar la devolución de las cantidades que ha pagado el consumidor en aplicación de una cláusula declarada nula desde el origen por defecto de información y/o transparencia”.

Traducido: que la banca tiene que devolver el dinero a sus clientes, sin límite de tiempo alguno, si se demuestra fehacientemente que no hubo transparencia y se ocultó la cláusula al cliente.

https://www.google.com/url?rct=j&sa=t&url=http://confilegal.com/20160708-llega-la-hora-la-verdad-las-clausulas-suelo-tjue/&ct=ga&cd=CAIyGTMyZjk4ZDU1YmM3MWZmMTg6ZXM6ZXM6RVM&usg=AFQjCNFY6hXSfvaHaXcRqiHfDpd9quQ_GQ